En esta entrada vamos a comentar la última noticia que hemos tratado, ‘Sexismo a golpe de WhatsApp’. El artículo gira en torno al acoso, en ocasiones excesivo, que sufren las parejas. El uso de redes sociales no ha hecho más que incrementar el control que un miembro de la pareja tiene sobre el otro, que mediante aplicaciones como WhatsApp permite ver la última conexión y de esta forma tener un control casi absoluto de la pareja. Además, para registrarse en esta aplicación solo es necesario un número de teléfono. Así, contactar con una persona es tan fácil como tener su número registrado en tu agenda de contactos.

Según estudios realizados, el acoso entre los integrantes de las parejas ha aumentado en los últimos años, esto también es causado por las redes sociales, que, una vez más, permiten el control excesivo de las personas, lo cual puede causar, y de hecho causa, efectos negativos en las relaciones afectivas de las personas, en especial los jóvenes, que son los que más utilizan este medio de comunicación.

Además, con el uso de redes sociales perdemos el contacto físico y directo con las personas, lo cual no es aconsejable.

Para concluir, diré, en mi opinión, que no se debería permitir el constante acoso a través de las redes sociales y que el uso en exceso de las cosas nunca es aconsejable ni saludable.

Anuncios